‘La Invisible es un espacio que ofrece alternativas, en una ciudad donde lo afro está constantemente fuera’ – Entrevista a Ilia

Ilia se define como afrofeminista y trabajadora social. Pertenece Biznegra, colectivo antirracista, afrodescendiente y andaluz que tuvo a La Invisible como germen, ya que algunas de sus componentes se conocieron allí, en una actividad organizada en la casa. Años después surgió este «espacio afrocentrado, donde los cuidados estuvieran presentes como colectiva feminista’.

Primer recuerdo que tienes de la invisible. Año aproximado

Mi primer contacto fue hace hace 8 años durante la feria, que me perdí en el centro. Estaba con mis amigos, y como todas esas calles son muy oscuras, lo que vi abierto fue el patio. Llamó mi atención que estaba muy animado, que había mucho verde, cosa que esacasea en la ciudad, y que la gente era muy amable. Fue mi primer contacto. Ya después volví a una asamblea estudiantil, a pintar una pancarta o de terraceo, no recuerdo bien. Tendría yo 18 años, mi primer año de universidad. 

¿Qué actividad has desarrollado/desarrollas en La Invisible?

Talleres sobre diversidad etnico-racial y género-sexualidad, así como talleres relacionados con el afrofeminismo junto a Biznegra y otras colectivas feministas.

¿Qué te ha dado La Invisible como creadora/activista/persona…?

Un espacio físico donde poder comenzar y desarrollar actividades y agendas, así como un red en constante expansión.

En una ciudad como Málaga, en la que la cultura y el arte están tan presentes, y que es referente en el resto de ciudades del estado español, ¿por qué es importante la existencia de un espacio como La invisible? 

Porque es un espacio que ofrece alternativas, nuevos marcos y rutas, creando fuera de los corsé que nos marca la ciudad, donde especialmente lo afro está constantemente fuera, especialmente como sujeto que crea.

Si la invisible fuera un órgano de la ciudad de Málaga, ¿cuál crees que sería?

Los pulmones, porque me da esa sensación. Siempre hay algo que está entrando nuevo. Inhala mucho, muchas colectivas, muchas propuestas se gestionan desde ahí, y también impulsa. Un ejemplo es Biznegra, que nace indirectamente por una actividad que se hizo en La Invisible años antes donde nos conocimos algunos miembros de Biznegra. Atrae una actividad, y luego, en consecuencia, se genera un colectivo, se genera una actividad, nuevas propuestas, y eso da aire a la ciudad. Yo lo entiendo así por eso. Ellas mismas se definen como pulmón, y creo que es súper acertada esa definición. 

¿Qué aporta el feminismo a La Invisible?

Creo que aporta un cambio de paradigma desde el qué hacer y habitar, haciendo análisis crítico de la cartografía urbana de la ciudad hacia una mirada más inclusiva, interseccional y de construcción al margen de los sistemas de opresión.

Acerca de Laura Rueda

Creo en la comunicación que reivindica otras realidades, y en la cultura como herramienta de transformación del alma y de la sociedad. Nunca me etiquetes ni me digas que no puedo hacer algo, soy una entusiasta con la energía y cabezonería suficientes para demostrar que mi manada y yo siempre podemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.