Patricia Orozco: «La persecución y violencia a mujeres periodistas se está incrementando de forma alarmante»

Patricia Orozco, periodismo en el exilio

Entrevista a Patricia Orozco, periodista feminista exiliada en nuestro país ante la persecución y hostigamiento del Gobierno de su país, Nicaragua.

Patricia Orozco, galardonada este mes de abril con el Premio internacional de Periodista ‘Julio Anguita Parrado’ del Sindicato de Periodistas de Andalucía, se encuentra esta semana en Granada, invitada a la Feria de la Poesía y a los actos que se desarrollarán el próximo 3 de mayo, Día internacional de la Libertad de Prensa.

Con motivo del premio Julio Anguita Parrado, charlamos con ella en Córdoba sobre la situación de su salida obligada de Nicaragua, de la mordaza que sufre la prensa independiente en su país, de la agenda feminista en los medios y de lo que supone el reconocimiento de su carrera con este galardón.

Según el acto del jurado, Patricia Orozco es merecedora de este premio, por ejercer un “periodismo comprometido y valiente, con perspectiva de género, en defensa de los derechos humanos, la justicia social y la igualdad” y por “seguir informando sobre la situación de su país, lo que le ha valido continuos ataques, hostigamientos, amenazas y detenciones, que le han llevado al exilio”.

Según el último informe de Amnistía Internacional, en Nicaragua se mantiene el acoso a periodistas. “En esta crisis de derechos humanos que sufre el pueblo nicaragüense, dice Amnistía, se destaca a periodistas, defensoras y defensores de los derechos humanos y profesionales de la salud, que siguen enfrentándose a un entorno hostil”.

Así también lo manifiesta la organización Reporteros Sin Fronteras, “la prensa independiente nicaragüense vive una auténtica pesadilla desde que el presidente Daniel Ortega fue reelegido para un tercer mandato consecutivo, en noviembre de 2016. La profesión, dice esta organización, sufre una constante estigmatización, señalada por campañas de odio, detenciones arbitrarias y amenazas de muerte”

Patricia, periodista feminista y miembra de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, RIPVG, ha trabajado en un gran número de medios a lo largo de su dilatada carrera que, como periodista, inicia en Radio Amor en 1976. Ha ejercido en la mítica Radio Sandino, en el reconocido medio Onda Local, del que fue subdirectora y también en el digital fundado por ella, Agenda Propia Nicaragua, entre otros. Una larga carrera de obstáculos y luchas para informar sobre la realidad de su país, que le ha valido continuos ataques, amenazas y detenciones que, al final, le ha llevado a tener que salir de su país y ejercer su profesión en el exilio. 

¿Por qué sales de tu país?

Por la persecución del régimen Ortega-Murillo. Porque al régimen no le gusta la prensa crítica, quieren una prensa que repita lo que ellos dicen en su discurso oficial, que son muchas mentiras. Han emprendido una campaña contra la prensa independiente y, bueno, ahí estoy yo en fila.

Nos llamaron a la fiscalía general de la República como testigas y testigos en un proceso que encabezaron contra Cristina Chamorro (candidata a la Presidencia de Nicaragua en 2021, periodista y activista nicaragüense) una mujer que se ha dedicado a promover la libertad de expresión en Nicaragua. Y como fuimos y hablamos lo que había sido la relación con esta Fundación (Violeta Barrios de Chamorro), que lo que hacía era promover, con recursos económicos, que los medios de comunicación pudiéramos hablar de los temas que implican la libertad de expresión, entonces eso no fue del agrado del régimen que “desgobierna” Nicaragua.

Entonces tuviste que abandonar tu país. ¿Cuándo sales de Nicaragua?

A finales de junio del año pasado. Estuve en El Salvador alrededor de cuatro o cinco meses. Pensé que era posible ejercer la profesión desde ahí, un país cercano con Nicaragua. Sin embargo, la falta de libertad de expresión también comenzó  a enfrentarme a problemas. Ha habido persecución en El Salvador y entonces tuve que dejar este país porque mi vida seguía en riesgo.

De El Salvador, ¿a dónde vas?

De El Salvador voy a Colombia, pensando también que igual era posible hacer un poco de periodismo allá y la verdad es que hay mucha inseguridad también. Entonces, finalmente, decidí venir a España. España era mi alternativa y por eso me he decidido pedir protección internacional acá, para ver si es posible tener un poco de tranquilidad y ejercer la profesión con un poco más de libertad.

Y entonces decides viajar a España.

Sí, a Galicia. Llevo en Galicia poco más de dos meses. Ahora he hecho la petición y todavía tengo que hacer una segunda entrevista para narrar los motivos por los que tuve que salir de Nicaragua. Luego viene el proceso que abren para confirmar datos y no sé cuántas cosas más. Pero bueno, yo apenas acabo de iniciar el proceso.

Patricia Orozco durante la revolución sandinista / Foto: archivo personal de P. Orozco

¿Cómo se hace periodismo en el exilio Patricia?

Bueno, nosotros nos estamos apoyando con las digitales. Las redes sociales, pese a todo lo que se dice en negativo de ellas, para nuestro caso, para Nicaragua, se han convertido en una instancia aliada. Por dos razones, una porque nos permite decir lo que queremos decir, que es la verdad de lo que dice la gente, de como lo están pasando, como están sobreviviendo, como están saliendo cada día más gente al exterior buscando alternativas políticas y alternativas económicas. Y, por otro lado, se han vuelto aliadas porque la gente escribe en las redes muchas cosas, o nos escriben a las redes sociales de los medios alternativos e independientes. De esta forma, la gente está expresando lo que piensa, está expresando lo que siente y nos lo hace llega. Eso nos sirve de mucho a nosotros para informarlo a Nicaragua y también al mundo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es faldon_premas-copy-1024x497-1.jpg

En que medio estás trabajando en estos momentos

Estoy trabajando en un programa que se llama Agenda Propia, porque no nos dejamos llevar por la agenda que quiere el Gobierno, ni por la agenda política del país porque, a veces, también a la gente le cansa. En Agenda Propia discutimos y abordamos temas que son de interés de la ciudadanía. Por ejemplo, el tema del costo del combustible, la subida cotidiana de la canasta básica, el desempleo, que cada vez es más alto, aunque el Gobierno dice que ha bajado. No sabemos cómo puede ser que baje el desempleo si cada día hay más gente que se va a Estados Unidos a buscar una alternativa económica.

Periodismo feminista es la posibilidad de poner a las mujeres en primera línea. Como personas que contribuyen a la sociedad, las mujeres son invisibilizadas en un montón de medios.

Patricia Orozco

Te defines periodista feminista

¿Qué es el periodismo feminista?

Es la posibilidad de poner a las mujeres en primera línea. Como personas que contribuyen a la sociedad, las mujeres son invisibilizadas en general en un montón de medios de comunicación. Por ejemplo, en el acto de entrega del Premio Julio Anguita Parrado y en un montón de ocasiones, me impresiona ver como actividades son presididas únicamente por hombres, cuando hay un montón de mujeres valiosas que pudieran estar en los estrados y son generalmente invisibilizadas.

La agenda feminista pasa por el derecho a vivir sin violencia. Por el derecho a vivir en libertad.

Patricia Orozco

En estos momentos ¿por dónde pasa la agenda feminista?

La agenda feminista pasa por el derecho a vivir sin violencia. Pasa por el derecho a vivir en libertad. Si se quiere tener un embarazo o si no se quiere tener. Pasa por los derechos humanos de las mujeres en general.  La persecución y la violencia que se ejerce, no solo en Nicaragua sino en muchos países del mundo, a mujeres periodistas y comunicadoras, se está incrementando de forma alarmante.

En Nicaragua se vive acoso sexual. Acoso sexual en las redacciones y acoso sexual del régimen, porque la policía cuando ve que es una mujer periodista la que tiene enfrente, entonces ahí se genera una situación de acoso sexual también. No solo hay persecución política, también hay acoso por parte de las fuentes. Entonces, vivimos una triple discriminación, porque ya no es solo el riesgo de perder la vida, es también estar en peligro de que te usen sexualmente.

El premio Julio Anguita Parrado que se te ha concedido, ¿qué supone para ti?

Mayor compromiso. Yo decía en mi discurso que este es un premio que no es solo para mí, como Patricia, sino que le corresponde al gremio de periodistas que, pese a las condiciones en las que se ejerce en mi país, siguen informando. A las mujeres periodistas que pese a esas condiciones siguen dando lo mejor, siguen haciendo periodismo en Nicaragua, una tarea bastante difícil. Porque a estas alturas creemos que el régimen considera delito el informar objetivamente, informar profesionalmente. El  régimen lo que quiere es que repitamos lo que ellos dicen.

¿Hacia dónde va tu país?

No sé. No sé, porque este hombre no se quiere ir. Ya no hay manera de decirle que la gente quiere que se vaya y no se va.

¿Se podría producir un levantamiento como el del 79?

Lo que pasa es que la gente ha dicho que no quiere armas. El país entero ha dicho, no más armas. 

Intervención de Patricia Orozco en la ceremonia de entrega del premio internacional de Periodismo ‘Julio Anguita Parrado el 7 de abril en Córdoba. / Foto de Patricia Cachinero. Archivo del Sindicato de Periodistas de Andalucía.

PREMIO JULIO ANGUITA PARRADO

En 2007 se creó el premio internacional de periodismo Julio Anguita Parrado, para reconocer la trayectoria de las y los profesionales de la información que ejercen en zonas de conflicto bélico o de especial violencia social, defendiendo con su trabajo la libertad de expresión y los derechos humanos.

Creado por el Sindicato de Periodistas de Andalucía con el apoyo de la familia del periodista cordobés, muerto el 7 de abril de 2003 mientras ejercía su trabajo en la invasión de Iraq, este premio, patrocinado por la Universidad y el Ayuntamiento de la ciudad de la Mezquita, ha reconocido a quince profesionales a lo largo de estos años.

Nueve de estos galardones han recaído en mujeres como la premiada de esta XV edición, Patricia Orozco, que se suma a sus otras colegas premiadas con el galardón andaluz: la iraquí Eman Ahman; la periodista de la R.D.Congo, Caddy Adzuba; la egipcia Shamira Amin; la mexicana Elia Baltazar, del colectivo Periodistas de a Pie, y las periodistas españolas Mónica Bernabé, Mónica García Prieto, Ana Alba y Ángeles Espinosa.

Acerca de LolaFPalenzuela

Obrera de la palabra, que ama las causas justas aunque sean difíciles y a veces perdidas, y que sabe que el arma más poderosa de transformación social es la palabra pensada, escrita, hablada, compartida. Creo en el periodismo comprometido y riguroso y abomino de la manipulación en todas sus formas y contextos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.