Series para una pandemia

A muchas, las series nos han hecho compañía en estos meses de encierro. Te traemos algunas de nuestras favoritas.

Durante este confinamiento tenemos que dar las gracias a las series que han permitido tirarnos en el sofá e imaginarnos en otros escenarios, dejando a nuestras mentes volar y alejarse un rato de la realidad extraña que nos rodeaba.  Qué mejor manera de agradecérselo que compartiendo aquí una pequeña lista de reseñas de estrenos 2020, destacando las que más nos han llamado la atención.  Nos acercamos al que quizá será el verano más raro que hemos vivido, con algo de suerte podremos hacer algunas excursiones a la naturaleza, pero con bastante seguridad seguiremos teniendo mucho tiempo en casa. ¿Estás sin saber qué ver?  Pues ¡apunta, apunta! ¡Hay para todos los gustos!

MRS. AMERICA (HBO)

Cate Blanchett interpreta magistralmente a Phyllis Schlafly, la política republicana conservadora que se hizo famosa por su oposición a la ERA (en español Enmienda de Igualdad de Derechos) en la década de los 70 en Estados Unidos.  Schlafly fue líder de un movimiento de amas de casa burguesas, pro-vida y pro-américa, que recortando el clásico eslogan de la lucha obrera femenina «pan y rosas», «solo querían rosas«. 

Si bien Phyllis dedica su esfuerzo a desacreditarlo, pide el feminismo a gritos: es humillada por sus compañeros de partidos que no la consideran una igual, tiene que servir y obedecer a su marido por mandamiento divino, anhela tener una carrera universitaria, pero tiene que apuntarse a los cursos a escondidas, tiene que aguantar chistes y miradas lascivas en las reuniones.  Aun así, encuentra su lugar en la lucha antifeminista cuando no puede hacerlo en la política parlamentaria y se convierte en defensora de todo lo que en el fondo no ha sido capaz de hacerla feliz. 

En la serie se hace referencia a la famosa revista feminista Ms, fundada en 1971 por Gloria Steinem y otras integrantes del movimiento, que todavía se sigue publicando.

Las iniciativas de Phyllis Schlafly son un auténtico dolor de cabeza para las filas feministas que promueven la ERA, aun contando con pesos pesados como Betty Friedan y Gloria Steinem. Comprometidas con una lucha política que no deja mucho lugar a la sororidad, nuestras ídolas de la segunda ola participan de un lobby feminista al que le cuesta horrores lidiar con los políticos de su época y ver la luz en el complejo periplo burocrático de aprobación de la ley.

En  la serie se hace referencia a la famosa revista feminista Ms, fundada en 1971 por Gloria Steinem y otras integrantes del movimiento, que todavía se sigue publicando y se puede leer aquí (enlace).

¿Lo mejor?: el liberador episodio 8 sobre la convención de Houston y las imágenes originales de la época en las que podemos ver a las auténticas protagonistas de los hechos. También su intro que pone un clásico de Beethoven al ritmo disco de los 70

¿Lo peor?: recientemente Gloria Steinem ha hablado sobre la serie en una entrevista dirigiéndole palabras poco halagadoras, sobre todo por el hecho de mostrar a las mujeres como enemigas: “las mujeres pueden ser adversarias, pero no las peores adversarias”, ha afirmado, recordando que las verdaderas oposiciones a la enmienda provenían de otros sectores que tenían interés en que la ley no se aprobara.

Cast of Mrs. America.
UNORTHODOX (Netflix)

La miniserie de cuatro episodios ha sido el éxito inesperado de Netflix esta temporada. Está basada en el libro de memorias de Deborah Feldman, quien huyó a Berlín abandonando la comunidad judía ultraortodoxa, en la que vivía en Nueva York.  

En la ficción Deborah se llamará Esty Shapiro, una mujer judía que debe cumplir una serie de convencionalismos dentro de su comunidad, que la hacen muy infeliz.  Se verá obligada a aceptar un matrimonio concertado para formar una familia, acontecimiento que terminará de empujarla a escapar.  “Poco ortodoxa”, que sería la traducción del título, se adentra en el estricto estilo de vida de la comunidad jasídica Satmar, en la que creció Deborah Feldman, fundada por judíos ortodoxos supervivientes de la Segunda Guerra Mundial que creyeron que el holocausto fue un castigo de Dios y cuya interpretación de la ley judía es muy rigurosa. 

Esta actriz [Shira Hass] enigmática y fascinante, tiene una capacidad enorme de mostrar emociones en primeros planos que te dejarán hundida en el sofá.

Shira Haas da vida a Esty Shapiro, un personaje impresionante que la actriz eleva a lugares insospechados. La encontramos maravillosa en la piel de una mujer que busca su propia voz. Esta actriz enigmática y fascinante, tiene una capacidad enorme de mostrar emociones en primeros planos que te dejarán hundida en el sofá. El resto del elenco también merece una gran ovación, pero Shira se lleva la palma.

A pesar de todo hay voces que no están muy contentas de que Netflix esté promocionando series sobre personas judías, y también hay que escucharlas para poder tener una visión más objetiva. 

¿Lo mejor?  ver a una mujer tomando las riendas de su vida, enfrentándose a todo, y a pesar de las muchas dificultades, de una manera tan valiente.  Su escena en el lago quitándose la peluca nos dio mucho power.

¿Lo peor?  al ser un formato de miniserie, en solo cuatro episodios, no da tiempo a contar la historia con detalle. Puede dar la impresión de que la liberación y conversión de Esty es demasiado acelerada. Cierta idealización del mundo occidental contrapuesto a la comunidad judía ortodoxa.

Unorthodox.
MC WALKER: UNA MUJER HECHA A SÍ MISMA (Netflix)

La serie cuenta la verdadera historia de Sarah Breedlove, nota come Madam C. J. Walker una empresaria y filántropa americana que se hizo millonaria vendiendo un producto para el pelo afro. Siendo una mujer, inicialmente pobre, hija de un esclavo y que pertenece a una minoría étnica, no sorprende que su ascensión haya estado salpicada de tantos inconvenientes que habrían desanimado a cualquiera.

Pero la serie nos muestra una mujer, interpretada por Octavia Spencer, que no pierde de vista el objetivo de tener una vida mejor no solo para sí, sino para muchas mujeres en su misma situación, a la cuales ella ha podido ofrecer un trabajo que les permitiera ganar independencia y salir de situaciones vitales muy precarias. 

Si bien en la serie se ve lo importante que es el pelo para las mujeres negras, en lo práctico y en lo simbólico, el argumento va más allá de lo estético.

Madame Walker puede parecer una mujer dura y poco sensible en ciertas situaciones, pero parece que no tuviera mucha elección, dado que toda su energía estaba dedicada a su empresa. Si bien en la serie se ve lo importante que es el pelo para las mujeres negras, en lo práctico y en lo simbólico, el argumento va más allá de lo estético, apuntando a la ejemplaridad de su protagonista. 

La serie ha sido celebrada por el colectivo afrofeminista que se ha alegrado de que por fin las pantallas se llenan de caras de mujeres negras y se empiece a dar a conocer sus referentes históricos y a rescatar su genealogía.

¿Lo mejor?: haber descubierto a este personaje inspirador y tener ganas de conocer a más mujeres como ella.

¿Lo peor?: el hecho de haber elegido contar solo la última década de su vida nos impide conocer mejor la trayectoria de la protagonista.

Mc Walker.
KALIFAT (Netflix)

También Netflix se ha hecho con esta producción sueca que viene a contarnos el entramado político, social y religioso que utiliza el ISIS en Suecia, para captar adeptos, radicalizarlos y usarlos a su antojo después. El peso de la trama se apoya mucho en los personajes femeninos.  Las historias de Pervin, Fátima y Sulle destacan sobre las demás, y se irán entrelazando para mostrarnos un enemigo invisible capaz de sembrar terror. 

Pervin, interpretada por Gizem Erdogan, es una joven sueca que se unió a las filas del Estado Islámico por amor.  En el instituto su marido se radicalizó y decidió dejarlo todo para luchar en la Yihad Islámica.  Ahora Pervin está desesperada puesto que todas las promesas sobre vivir en el paraíso eran una mentira para atraerla y atraparla en una vida miserable, a la que ha traído también a su pequeña hija Latifa.  Ahora solo quiere escapar de Rakka y volver a su país, de esta manera contactará con Fátima, a través de un teléfono móvil que consigue y esconde, ya que su uso es ilegal.  A través de Pervin seremos testigos de la durísima discriminación que sufren las mujeres bajo el fundamentalismo islámico, cómo se las controla y se las anula.  

En la historia de Sulle podemos intuir el pasado de Pervin, y de tantas otras jóvenes musulmanas que son captadas y adoctrinadas mediante una intoxicación informativa.

Fátima, interpretada por Aliette Opheim, es una agente de origen bosnio que usará la desesperación de Pervin para convertirla en una espía. De esta manera busca conseguir información sobre un posible atentado terrorista y a la vez, ascender dentro de los Servicios de Inteligencia suecos. Fatima manipula a Pervin hasta lugares que se hacen demasiado incómodos de presenciar.  

Otra de las protagonistas es Sulle (Nora Rios), una adolescente de origen jordano. En la historia de Sulle podemos intuir el pasado de Pervin, y de tantas otras jóvenes musulmanas que son captadas y adoctrinadas mediante una intoxicación informativa que las lleve a dejar todo y unirse a la causa. 

¿Lo mejor?: el elenco de actrices, en particular Gizem Erdogan, estrella absoluta de la serie. El no meter a toda la comunidad musulmana en el mismo saco, se diferencia perfectamente lo que es el fundamentalismo, que está lejos de la mayoría de la población musulmana. Este fundamentalismo quien más lo sufre, a diferencia de lo que muchas personas creen, es el propio pueblo musulmán.

¿Lo peor?: la crudeza de algunas escenas y la rabia que produce ver la situación de las mujeres bajo el fundamentalismo.

kalifat.

Pero no solo de novedades se vive en un confinamiento. Cuando la oferta de nuevas series que asoman al panorama es tan enorme y difícil de abarcar, parece que nos cuesta más ponernos al día con otras series veteranas.  Aun así nos hemos puesto con unas cuantas irresistibles que os reseñamos a continuación.

KILLING EVE T3 (HBO)

No hay serie más bienvenida en nuestras pantallas que la tercera entrega de Killing Eve, cuya salida se ha adelantado (estaba prevista para el verano 2020) para poder entretener a sus fan en el confinamiento.

Villanelle (Jodie Comer) la glamurosa asesina y la intuitiva investigadora Eve Polastri (Sandra Oh) siguen jugando al gato y al ratón en las capitales europeas, aunque ya nos está tan claro quién caza a quién. 

Las dos protagonistas son fascinantes: por su imprevisibilidad, su genialidad, su capacidad de seducir y seducirse, dos mujeres que se deshacen de roles, expectativas y sentido de culpa a cada paso que dan. La exitosa primera temporada fue escrita por Phoebe Waller-Bridge (Fleabag) pero la crítica apunta que las dos siguientes no han llegado a ser tan brillantes. Para nosotras la serie no ha dejado de tener escenas que te dejan con la boca abierta, aunque puede que lo interesante ahora resida más en esos momentos que en la trama completa.

¿Lo mejor?: el magnífico episodio 5 donde Villanelle hará un viaje a sus orígenes para hacer las paces con su pasado.

¿Lo peor?: a menudo la trama principal pasa a un segundo plano: aunque se siga buscando a “los doce” hace tiempo que hemos perdido el interés en hacerlo.

Killing Eve 3.
INSECURE T4 (HBO)

Allá por el 2016 Issa Rae estrenaba Insecure, tras el éxito de su web serie Awkward Black girl (se traduciría algo así como “Torpe chica negra”), sobre las experiencias incómodas de una mujer contemporánea afro-americana.  

Después de tres temporadas en las que nos hemos zambullido de lleno en su particular montaña rusa de emociones, la relación con sus amigas, sus peleas, sus equivocaciones, sus momentos de gloria y esos otros de “tierra trágame”, en la última temporada dejamos a Issa con un trabajo en el que se sentía más realizada, superando al fin la ruptura de una larga relación y sintiéndose mejor en general con su vida.  

La moderada discreción no durará mucho, los enredos vuelven a entrar en juego y lo hacen con mucho humor, amor y también mucho sexo. 

Cada temporada tiene un ánimo dominante que se expresa en los títulos de los episodios. Esta cuarta temporada nos trae mucho de todo lo anterior, aunque la palabra clave es “lowkey” que significa moderado. La moderada discreción no durará mucho, los enredos vuelven a entrar en juego y lo hacen con mucho humor, amor y también mucho sexo. Parece que toda esta calma se dirige sin prisa pero sin pausa a un gran estallido del que seremos espectadoras. Después de ver el final, no podemos dejar de pensar en que habrá una quinta temporada. 

¿Lo mejor?: el uso del humor como un as en la manga para salir airosa de cualquier situación, la protagonista sabe usarlo muy bien.

¿Lo peor?: echamos de menos verla rapear frente al espejo del baño, nos encantaba eso. Las dosis de amor romántico, en concreto las de su amiga Molly. En cuanto a este personaje tampoco entendemos la competitividad en una relación de amistad, sus diferencias con Issa han tardado mucho en llegar.

Insecure.
LO QUE HACEMOS EN LAS SOMBRAS T2 (HBO)

Sí, somos fans de esta serie, que para nosotras ha superado a la película dirigida por Taika Waititi del mismo nombre por varios motivos: es un remake seriado divertidísimo que además ha incorporado a una mujer a su reparto.  

Nadja, Laszlo y Nandor son una vampira y dos vampiros que comparten piso desde hace siglos en Staten Island, Nueva York.  Al grupo se unen Guillermo, el ayudante de Nandor, y Colin un vampiro emocional, seguro que conocéis a alguien así, capaz de chuparte toda la energía empleando técnicas de aburrimiento como no parar de hablar o enumerar mil datos sobre algo que no te interesa.

El humor libre de estereotipos nos ha conquistado y nos ha permitido disfrutar de las situaciones cómicas  como pocas veces pasa en las series de humor.

Aunque el protagonismo sea prevalentemente de los hombres, la masculinidad representada no es para nada hegemónica, ya que vemos a los vampiros expresando emociones muy poco “varoniles”, como el miedo, la cobardía y la preocupación por la opinión ajena.  Por otro lado, el personaje femenino, Nadja, es muy independiente y original, y las relaciones parecen prescindir de roles de género.  El humor libre de estereotipos nos ha conquistado y nos ha permitido disfrutar de las situaciones cómicas  como pocas veces pasa en las series de humor.

La serie mantiene el formato de falso documental de la película, las situaciones y los diálogos son muy cómicos, además los episodios duran sólo media hora, así que todo son ventajas.  Nos encantó la primera temporada, pero en esta segunda tenemos que decir que se han superado. 

¿Lo mejor?: los guiones son hilarantes, en especial los episodios 4 y 5 nos han matado de la risa.  

¿Lo peor?: que cuente solo con una actriz en el reparto principal.

Esperamos que el verano nos traiga todos los encuentros que la primavera aplazó. Que la rareza de este tiempo confinadas deje paso a otra época más consciente, menos virtualizada, que nos permita volver a juntarnos para abrazarnos, ver nuestras series favoritas juntas y comentarlas después con un cafelillo, una cerveza, una cena o lo que se encarte. La cultura nos ha salvado una vez más de la locura mala y de la soledad. Brindemos por ella y apoyemos proyectos culturales que son agua bendita pa nuestros cuerpos serranos.  

http://lapoderio.com/todas-las-primas-sumais/
Mujeres Fuera de Serie

Acerca de Mujeres Fuera de Serie

"Mujeres Fuera de Serie" son Simona Frabotta y Priscila Trujillo profesoras, feministas y adictas a las series. Su objetivo es que las conversaciones sobre las series que les apasionan pasen de ser de a dos a ser de muchas. Aunque una sea más de "Girls" y la otra más de "Broad city", les encantan las historias hechas y protagonizadas por mujeres que construyen un imaginario diferente en el que podamos vernos todas reflejadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *