Defensoras en el laberinto: ¿quién defiende a quiénes defienden?

El docuweb Defensoras en el laberinto describe a través de historias de vida los patrones de criminalización de Estados de la Unión Europea a personas que defienden el derecho a migrar en este continente.

Ruth de Frutos y Lucía Muñoz Lucena/ Coordinadoras del proyecto Defensoras en el laberinto

Cuando defender el derecho a la vida de las personas migrantes se convierte en delito, algo muere en el corazón de las democracias europeas. El proyecto de periodismo de investigación transfronterizo “Defensoras en el laberinto” documenta, monitorea y denuncia el cambio de foco de las políticas migratorias europeas desde 2015 y el impacto que ha tenido para las defensoras de la solidaridad con quienes arriesgan sus vidas por un futuro mejor.

La periodista griega Jenny Tsiropoulou, el fotoperiodista italoargentino Cristian Pirovano y las españolas Ruth de Frutos y Lucía Muñoz Lucena, coordinadora del proyecto y comadres de La Poderío, presentarán esta investigación en los próximos meses realizada en ocho países en la que se abordan las historias de resistencia.

Solas en el laberinto

Utilización de la ley antimafia italiana contra la tripulación de barcos de salvamento marítimo, registros de madrugada en domicilios belgas, deportaciones desde Marruecos a España o procesos judiciales que se alargan en el tiempo y solo dificultan la labor diaria de las defensoras y sus organizaciones son algunas de las consecuencias de este laberinto de patrones de criminalización de la solidaridad con las personas migrantes en Europa.

Frente a estas dificultades, la resistencia individual y colectiva se articula como la única respuesta frente al achicamiento del espacio cívico en Europa. “Queríamos observar cuál ha sido el impacto para las personas criminalizadas, pero también para las personas que migran. Y, lo más importante, cuál ha sido el rol de la ciudadanía en la protección colectiva de sus casos”, afirma Lucía Muñoz Lucena.

Para ello, el docuweb recorre diversas historias de vida a través de un mapa interactivo en el que no solo se reconocen los lugares de la Unión Europea de tránsito y destino de la población migrante, sino también los encuentros con estas personas defensoras y los procesos de criminalización tanto dentro de la Fortaleza Europa como fuera, visibilizando la externalización de responsabilidades en estos procesos.

Seleccionadas entre cien solicitudes

El proyecto “Defensoras en el laberinto” es uno de los catorce seleccionados por el Fondo IJ4EU, que apoya investigaciones transfronterizas de interés público para Europa del Instituto de Prensa Internacional (IPI), el Centro de Periodismo Europeo y el Centro para la Libertad de Prensa e Información Europeo.

Seleccionados entre las más de cien solicitudes de todos los Estados miembros, “el jurado independiente quedó impresionado por la urgencia de esta investigación sobre criminalización de las defensoras de derechos humanos, no solo en frontera sur, sino en toda Europa. Ya sea en España, Italia o incluso Bélgica, esta investigación prueba que se producen los mismos patrones” afirma Tim Large, director del programa de medios independientes del IPI y responsable de la gestión del fondo IJ4EU.

Fotograma del docuweb Defensoras en el laberinto: Helena Maleno./ Foto: Lucía Muñoz Lucena.

La Poderío y otros medios amigos

La Poderío es uno de los medios de diversos países que ha apoyado este proyecto transfronterizo. Pero no es el único, en el número 88 en papel de La Marea se publicó la primera pieza: “Sitiadas en el laberinto”, en la que se explican las causas del debilitamiento de los cimientos de la Unión Europea, cuando en los pasillos de Estrasburgo y Bruselas se vanaglorian del papel de las personas defensoras en la UE, sin generar rutas legales y seguras para aquellas que mueren durante el proceso migratorio. 

Y recientemente se ha publicado la entrevista a Teresa Fernández Paredes “No existe una protección adecuada de los actos humanitarios en Europa” en Píkara Magazine, otro de nuestros medios amigos. Paredes, asesora de derechos humanos de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), considera que en la “Europa fortaleza” el aumento de la securitización y los discursos del odio promueven el auge de los fascismos en los Estados miembros.

Mientras toda la atención mediática se centra en Ucrania y vemos la vergüenza de la Fortaleza Europa en Melilla y Nador, más de 48.500 personas han desaparecido en el Mar Mediterráneo desde 2014, según estima la Organización Internacional de las Migraciones, y se disparan los ataques contra organizaciones y activistas que defienden el derecho a la vida en toda Europa.

Acerca de La Poderío

Una revista parida en el sur, con los aires frescos, reivindicativos, inclusivos, diversos, plurales y feministas de Andalucía, pero sobre todo, con las ganas de visibilizar las historias de personas reales olvidadas en los medios de comunicación y de desgranar el sistema heteropatriarcal que las victimiza y/o criminaliza en la mayoría de los casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.