Diálogo Granada – Reino Unido con María Andrade Bermúdez y Amaia López de Munain

3 // Resistencias desde la Comunicación Feminista en tiempos de COVID-19.

Llegamos a la tercera entrega de nuestros Diálogos sobre vivencias del COVID-19. Esta semana nos venimos para Europa con nuestras compañeras Amaia López de Munain que desde Escocia nos aporta distintas claves de lo que está ocurriendo en Reino Unido y María Andrade Bermúdez que nos relata cómo está afectando la pandemia a Granada, la provincia que «ha liderado las tasas más dañinas de Andalucía» y que junto con Málaga, pasará este próximo lunes a esa ansiada fase 1 de desconfinamiento.

María Andrade Bermúdez, redactora de El Independiente de Granada, diario digital que impulsó junto con otros periodistas hace cinco años, destaca como las mujeres se han remangado desde el minuto uno y han estado en primera línea de todo lo bueno para hacer frente a esta pandemia, apoyadas en un fuerte tejido asociativo que recorre toda la provincia. También nos cuenta el  brutal impacto que esta pandemia está suponiendo en el desempleo y de cómo las mujeres registran el porcentaje más alto de este paro y precariedad laboral.

Amaia López de Munain, periodista que  tras varios años cubriendo zonas de conflicto se fue a Escocia donde trabaja en la Universidad de Glasgow y colabora en distintos medios, nos habla  como otras compañeras lo han hecho en este espacio, del incremento de la violencia machista en mujeres y menores, y de cómo la actuación del gobierno británico se ha dado tarde y sin mucho efecto “lo cual hace pensar que hay un intento de esconder bajo el manto del COVID-19 las muchas deficiencias  de un Reino Unido demasiado tocado tras el Brexit y con recortes llevados a cabo en materia de servicios sociales y de salud pública,  principalmente”.

Vamos pues a conocer los relatos de estas dos realidades que nos ofrecen las compañeras.

Imágenes que nos mandan nuestras compañeras de sus barrios de Granada y Glasgow./
Fotos cedidas por: María Andrade Bermúdez y Amaia López de Munain.

¿Cómo está afectando el COVID-19 a tu provincia/país?

GRANADA / María Andrade Bermúdez  – La provincia de Granada, lamentablemente, ha sido una de las más golpeadas por esta pandemia. Ha liderado en Andalucía las tasas más dañinas, desde la de letalidad a los casos confirmados o las muertes. El comportamiento del coronavirus está lleno de incógnitas, y ahora no tenemos explicación para muchas preguntas, pero una vez que pase esta vorágine sin duda deberá ser objeto de análisis. ¿Por qué este alto impacto en Granada?, nos lo preguntamos y no tenemos respuesta. Tampoco la encontramos en las autoridades sanitarias andaluzas.

Y después de la decepción por no pasar de fase en la desescalada, es necesario hacer una llamada a la responsabilidad porque, aunque la pandemia ha perdido terreno, las tasas siguen evidenciando que no podemos bajar la guardia.

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – En su proceder Reino Unido se asemeja más a los países del sur de Europa que a otras zonas del centro del continente, en cuanto a la manera de gestionar la pandemia como en el número de fallecidos y contagiados. El gabinete Johnson no esconde su prioridad en cuanto a la situación económica del país, si bien las críticas le han hecho reconsiderar, al menos de manera pública, la muestra de preocupación y sentir de buena parte de la sociedad británica.

Al igual que en otros países, la pandemia se ha cebado con las grandes urbes, especialmente en Londres, Birmingham, y Glasgow, Cardiff, aunque hay que destacar que Reino Unido cuenta con densidades demográficas dispares si comparamos, por ejemplo, Inglaterra con Escocia.

Más de un cuarta parte de los fallecimientos registrados en Reino Unido se están produciendo en las residencias de ancianos, durante semanas de confinamiento se han establecido  unas medidas requeridas que sí restringen la libertad de movimiento de la población, pero no se definen como obligatorias. El requerimiento a la sociedad británica de estar en casa, de cumplir la distancia de seguridad, la prohibición de grupos de dos o más personas, el cierre de locales de ocio, fueron acciones que se tomaron el pasado 26 de Marzo, casi dos meses después de notificarse primeros casos en Reino Unido el 29 de enero. Recordemos las valoraciones del Primer ministro británico al inicio de la pandemia y su estrategia de la inmunidad del rebaño.

La actuación del gobierno británico se ha dado tarde y sin mucho efecto, lo cual hace pensar que hay un intento de esconder bajo el manto del COVID-19 las muchas deficiencias de un Reino Unido demasiado tocado tras el Brexit y los recortes llevados a cabo en materia de servicios sociales, y de salud pública principalmente.

Un ejemplo de ello es la pobre actuación de la policía ante casos de vulneración de la ley de confinamiento. La falta de efectivos policiales conlleva que la población no cumpla con las medidas vigentes. Sin ir más lejos, la ciudad de Glasgow con 560.000 habitantes, solo dispone de 360 oficiales de policía.

«La actuación del gobierno británico se ha dado tarde y sin mucho efecto, lo cual hace pensar que hay un intento de esconder bajo el manto del COVID-19 las muchas deficiencias  de un Reino Unido demasiado tocado tras el Brexit y los recortes llevados a cabo en materia de servicios sociales , y de salud pública  principalmente».

Amaia López de Munain

¿Qué incidencias sociales y económicas, o de otro tipo, destacarías de esta pandemia en los distintos colectivos de mujeres?

GRANADA / María Andrade Bermúdez  – Lo primero es la relevancia de la mujer en la sanidad pública, una profesión muy feminizada. En esta lucha es necesario resaltar su trabajo y dedicación, y no solo el de las profesionales sanitarias que trabajan en hospitales o en centros de salud, sino el de todas, desde limpiadoras a celadoras o cualquier otra tarea.

Y al margen de la salud, que ha sido lo más grave, el impacto en el empleo ha sido brutal. Teniendo en cuenta que la tasa de paro es más alta entre las mujeres, está claro que esta crisis añadirá más dificultades a las que ya existen. El desempleo y la precariedad laboral siempre han asolado a la mujer y en este caso no es diferente, lo agrava.

Lo reflejan los datos del INE del primer trimestre. La tasa de paro de la mujer alcanza el 22,54 %, frente al 16,31 % de los hombres. La tasa de empleo corrobora esta diferencia,  51,85 % entre los hombres y en las mujeres baja al 36,04%.

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – No dispongo de datos totales en Reino Unido, pero sí de Escocia, donde resido. Como en cada una de las crisis, sean causadas por guerras, pandemias, crisis económicas, etc., siempre hay grupos más vulnerables, principalmente entre mujeres y menores. En Escocia, principalmente en las grandes ciudades como son Edimburgo y Glasgow, el confinamiento se ha convertido en una celda con sala de tortura para muchas mujeres. El hecho de estar encerrado durante días con tu maltratador, con el maltratador de sus hijos e hijas, ha hecho que aumente el número de denuncias en un 49%, un dato escalofriante si tenemos en cuenta que ese porcentaje corresponde tan solo a las llamadas al Teléfono de Violencia Doméstica habilitado por el gobierno escocés.

Por desgracia y al igual que en otros países, el número de mujeres que no informan de una situación violenta es muchas veces superior a las denuncias presentadas, con lo cual la cifra oficial no es la realidad de muchas mujeres y niños que temen la repercusión social, económica y personal que puede tener para ellos la petición de auxilio. Muchas de estas familias se encuentran en una situación desfavorecida y dependen de los beneficios que otorga el Estado, como son vivienda o educación, sin tener un lugar en el que protegerse de su agresor, sin contar con medios económicos básicos, y sin contar con un sistema judicial ahora mismo paralizado, son muchos los casos silenciados.

Durante el estado de emergencia, además, se están dando situaciones de abuso en forma de seguimiento. Hay un crecimiento de llamadas por preocupación de mujeres que viviendo solas se encuentran con situaciones desagradables por parte de individuos que esperan frente a su puerta o les siguen por la calles hasta sus domicilios. Por ello y ante la falta de efectivos policiales, las redes sociales, y especialmente los grupos de vecinos, se han movilizado para realizar patrullas y advertir de presuntos acosadores.

«Durante el confinamiento ha aumentado  el número de denuncias en un 49%, un dato escalofriante si tenemos en cuenta que ese porcentaje corresponde tan solo a las llamadas al Teléfono de Violencia Doméstica habilitado por el gobierno escocés».

Amaia López de Munain

¿Cómo afecta esta pandemia y que situación genera en los casos de  violencia hacia las mujeres?

GRANADA / María Andrade Bermúdez – Un auténtico calvario, toda una bomba de relojería. Mujeres amenazadas y maltratadas viviendo en confinamiento con su agresor. La de niños y niñas que están viviendo esta grave situación… Es angustioso. Y sobre cómo han respondido las administraciones locales, pues lo han hecho tímidamente. Es cierto que se han activado campañas. En eso se adelantó la Diputación de Granada, con una que apelaba a los vecinos y vecinas para que estuvieran alerta. Y ahora se acaba de incorporar el ayuntamiento de la capital, rescatando una campaña de hace varios años.  Al final, es la respuesta del vecindario la que termina siendo decisiva.

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – El impacto que el Coronavirus está produciendo en la población de manera global es inquietante, pero en Reino Unido se está haciendo hincapié también en el impacto psicológico. En Escocia, además, hay que sumar el alto índice de población con problemas depresivos y de ansiedad que se están incrementando durante el confinamiento. A veces esos problemas, en muchos casos también asociados al consumo de alcohol y otras sustancias, agravan y propician situaciones de violencia que antes de la pandemia se definían como situaciones esporádicas sin gravedad.

El gobierno de Escocia, liderado por Nicola Sturgeon, es consciente de la situación y para ello ha otorgado una partida presupuestaria de 1,35 millones de libras a la organización Chotis Women Aids, una de las principales “charities” que lucha cada día contra la lacra violenta.

Además, se han reforzado los servicios de ayuda 24 horas y se han incorporado vías de contacto como el correo electrónico o web chat.

Pero el problema real no se encuentra localizado únicamente en el confinamiento, sino en la duración del mismo, ya que cuanto más largo sea, más oportunidades tienen los abusadores de tener bajo control a sus víctimas.

Las medidas son insuficientes, siempre serán insuficientes mientras haya una sola mujer o menor víctima de la violencia de género.

¿Cómo están actuando los colectivos de mujeres?

GRANADA / María Andrade Bermúdez – Una vez más, con sororidad a raudales. Las mujeres han estado en primera línea de todo lo bueno para hacer frente a esta pandemia.

El tejido asociativo de mujeres en la provincia de Granada tiene mucha fuerza. Es una red que llega allí donde ni siquiera las grandes administraciones lo hacen. Y desde el primer momento y hasta en el más pequeño de los municipios se remangaron las asociaciones para ayudar. Hemos visto a mujeres cosiendo mascarillas y batas cuando no había material de protección. Han sido las asociaciones de mujeres las que nos han alertado, antes que otros, de la situación que están viviendo las víctimas de maltrato durante el confinamiento. De alertarnos y de lanzar un mensaje contundente contra la violencia machista, y de cercanía para las mujeres que la sufren: no estás sola. Recordando cada día los recursos y los teléfonos a los que se puede llamar.

En mi círculo también he comprobado que fueron las mujeres las primeras que dieron un paso al frente en el apoyo al vecindario, a las personas más vulnerables, las personas mayores y las que tienen una situación económica precaria.

La pandemia ha arrasado muchas cosas, pero las mujeres han estado en primera fila para contenerla.

«El tejido asociativo de mujeres en la provincia de Granada tiene mucha fuerza. Es una red que llega allí donde ni siquiera las grandes administraciones lo hacen. Y desde el primer momento y hasta en el más pequeño de los municipios se remangaron las asociaciones para ayudar».

María Andrade Bermúdez

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – Muchos de los colectivos feministas están funcionando en servicios mínimos tras el cierre de las sedes y locales, pero de manera online están ofreciendo información detallada sobre cómo obtener ayuda o cambiar actitudes ante diferentes escenarios, desde el maltrato doméstico, pasando por la salud mental, ayuda y voluntariado a personas vulnerables, etc.

Así mismo, cuentan con líneas de ayuda 24 horas a la semana que abarcan desde paliar situaciones de soledad, o asesoramiento jurídico en caso de que la pandemia haya paralizado un proceso de divorcio o un convenio de visitas. También  han publicado diversas guías de actuación enfocadas para los servicios de asistencia social en casos de maltrato infantil.

Por otro lado, se han creado grupos de ayuda para abandonar el hogar y proporcionar un lugar seguro a las víctimas en caso de violencia. Lamentablemente el coronavirus domina la situación y los servicios no se están desarrollando como debieran.

¿Cómo se está informado a la población de la pandemia desde los medios de comunicación y la situación de las y los periodistas?

GRANADA / María Andrade Bermúdez – Los medios de comunicación y los periodistas hemos afrontado el difícil reto de informar en estas circunstancias, inédita para todos y todas.  Aunque, en este caso, como en otros, no podría generalizar. He observado tratamientos lamentables, sobre todo en televisiones nacionales en programas matutinos, pero como no quiero generalizar, puedo trasladar lo que hemos hecho en El Independiente de Granada, apostando por la veracidad y la información contrastada.

No olvidando a las mujeres que han estado en primera línea como he comentado antes, dándoles su espacio. Buscando el retrato de protagonistas.

Y ahora, cuando parece que todo son mensajes positivos, cuando parece que ya solo queremos hablar de reapertura de bares y playas, no olvidando que la pandemia sigue. Su incidencia, el sufrimiento, la actividad en hospitales y centros de salud…

«En mi círculo también he comprobado que fueron las mujeres las primeras que dieron un paso al frente en el apoyo al vecindario, a las personas más vulnerables, las personas mayores y las que tienen una situación económica vulnerable. La pandemia ha arrasado muchas cosas, pero las mujeres han estado en primera fila para contenerla».

María Andrade Bermúdez

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – La actuación de los medios de comunicación, en general, me refiero a los medios de comunicación serios, está siendo correcta. Sin ir mucho más allá de las líneas que marca el gobierno de Westminster. Hay información diaria desde el gabinete Johnson como desde el resto de naciones, Gales, Escocia e Irlanda del norte.

La BBC está cumpliendo con su papel aséptico, mientras otros medios como Channel 4, además de la obligada información gubernamental, busca comparativas y ofrece perspectivas desde otros países así como la opinión profesional de expertos.

Los medios de comunicación británicos son de lo más variopintos y poco o nada tiene que ver la información de The Telegraph o The Guardian con tabloides como The Sun o Daily Mirror, mucho más enfocados a un público sencillo cuya atención para hacerse con un ejemplar pasa por un titular sensacionalista a toda página.

Desgraciadamente la prensa amarillista siempre ha gozado de más éxito entre las clases media-baja, y hoy en día, tras varios meses de pandemia, no es difícil encontrarse con alguien que sigue pensando que el coronavirus es una simple gripe o que todo es una conspiración.

La labor de los medios es informar, luego está el consumidor quien decide cómo y quién le informa, y ante eso no hay mucho que se pueda hacer.

¿Cuál es el papel que están jugando las noticias falsa o fake news en esta alerta sanitaria?

GRANADA / María Andrade Bermúdez – Para mí no son falsas noticias, son otra cosa. Porque en ningún caso son noticias. Una información es veraz. Sin duda las redes sociales han contribuido a propagar esos bulos, pero también medios que deliberadamente se han hecho eco, y han hecho mucho daño.

Hemos percibido una actitud deliberada de ciertos sectores para difundir esos bulos. Para contrarrestarlo he de destacar la labor de algunos medios nacionales que han incorporado departamentos de verificación que, en provincias, hemos tratado de suplir ampliando el número de fuentes para confirmar ciertas noticias de trascendencia.

REINO UNIDO / Amaia López de Munain – Downing Street dispone de una unidad anti Fake News que alerta cada día de la proliferación de los bulos o virales que componen las distintas redes sociales de las principales instituciones británicas.

Diariamente luchan contra una media de 10 noticias falsas, principalmente enfocadas hacia el sistema público de salud. Una de las más comentadas y virales fueron las declaraciones de un doctor estadounidense que presumía de haber curado a cientos de pacientes afectados por coronavirus con una droga para la malaria y un tratamiento con Zinc. El supuesto doctor no debió encontrar muchos casos a los que curar en Estados Unidos que ofrecía sus servicios a Reino Unido. Como decía antes, cada uno escoge como informarse, en este caso la información se compartió 160.000 veces solo en un día en Reino Unido.

Quizá, cuando acabemos con el coronavirus, la segunda pandemia a erradicar podría ser las fake news.

Concluimos esta entrega del COVID-19 con la reflexión que nos hace María Andrade Bermúdez sobre el periodismo hoy.

En nuestra experiencia me gustaría pensar que hemos aumentado considerablemente el flujo de visitas a http://www.elindependientedegranada.es y esto me lleva a una reflexión en torno al periodismo. En los momentos de crisis, el buen periodismo tiene un hueco, cuando hace bien poco se estaba dudando de él. Frente a grandes medios que han respondido con despidos y ERTES, los medios más modestos, los que hemos impulsado periodistas con mucho esfuerzo como autoempleo, seguimos ahí.

Esta crisis profunda puede servir para relanzar proyectos, espero que nos sirva para ello, pero siempre reivindicando el periodismo, habrá quien lo llame antiguo periodismo, yo creo que no lo es. Es periodismo, con nuevas herramientas.

http://lapoderio.com/todas-las-primas-sumais/
La Poderío

Acerca de La Poderío

Una revista parida en el sur, con los aires frescos, reivindicativos, inclusivos, diversos, plurales y feministas de Andalucía, pero sobre todo, con las ganas de visibilizar las historias de personas reales olvidadas en los medios de comunicación y de desgranar el sistema heteropatriarcal que las victimiza y/o criminaliza en la mayoría de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *