Tagine, un cuento estrecheño entre fogones

Farah Hamed, directora y actriz de la obra, nos hace viajar a través de la historia y la memoria culinaria entre las dos orillas

Farah Hamed, nacida en Tánger y criada en Andalucía, es actriz y protagonista de Retorno a Hansala, y Directora de la Obra teatral Tagine, en la que rescata la memoria de cuentacuentos andalusíes entre fogones en la edición del Festival de Cine Africano 2018.

Tagine, una historia entre fogones, representada en el mercado de abastos de Tarifa, no solo representa un soliloquio sobre el escenario sin más, sino que a partir de la protagonista de la obra, Amal, (una cocinera que dirige un restaurante de cocina mediterránea) cocina mientras habla y, al más puro estilo Sherezade, enreda al público con su historia personal, músicas, danzas, recuerdos, poemas y canciones cultura amazigh y árabes.

A través de la cocina, Farah Hamed, en su obra teatral, reivindica los espacios de cuidados de las mujeres entre los fogones. Un espacio en el que no solo se cocina, sino que también se cuentan historias, cuentos, poemas, y desde donde se baila. Un encuentro íntimo de confluencia y comunión, donde lo prioritario es compartir ese momento de olores y sabores ancestrales que unen las dos orillas del mediterráneo.

A través de esta pequeña ventana, designada a las mujeres, rescata la identidad cultural, la memoria que han sabido preservar desde tiempos inmemoriables.

 

El universo surgido de este soliloquio de Tagine nos transporta a conocer un arte culinario impregnado de aromas y saberes orales que lograron traspasar fronteras. Nos lo muestra con una magnífica puesta en escena donde lo primordial es acabar debatiendo sobre lo que nos une, y que proviene del Norte de África hasta alcanzar las costas andaluzas, incorporando en el mismo a los cuerpos, movimientos, poesías y músicas.

En todo este imaginario, la directora de la obra Tagine, nos acerca a lo que ella denomina “ser estrecheña”, un concepto que nos lleva al espacio poético que muestra lo que nos une en las aguas de las mismas orillas,  una franja común de los mares compartidos en una lengua, cultura, gastronomía y aires andalusíes. Porque no es lo mismo la atmósfera compartida y el legado andalusí en el Sur, que las manifestaciones culturales surgidos en otros territorios compartidos, tal y como situó el escritor Farid Othman-Bentria en sus  poemas, que van de un lado al otro del Estrecho, “como las mismas olas que mueren en las dos orillas y se funden en sendos mares”.

Ámal Tarbift

Acerca de Ámal Tarbift

Nací y crecí en El Rif. El trabajo, el coraje y la humildad de su gente la volví a encontrar en la tierra donde estudié comunicación y trabajo actualmente, Andalucía. Mi campo de trabajo es la radio y, a través de los medios de proximidad, me sumerjo en el aprendizaje del pueblo andaluz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *