derogación del artículo 525